logo

RECIENTES

Sitios de Interés

FACICO UAEMÉX: del dicho al hecho, hay un rectorado impuesto.



Publicado por: Carlos A. Reyes en

febrero 23, 2020 530 Visitas



Por. Carlos A. Reyes.

 

UAEMéx: sin Patria, sin Ciencia y sin Trabajo.

 

A semanas de que el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Dr. Alfredo Barrera Baca, presente su 3er Informe de Actividades de su administración (una administración fracturada desde que inicio, por ser una administración diseñada y planeada al dedazo, al estilo de la vieja escuela priista del estado de México), la máxima casa de estudios mexiquense vive un claroscuro en su devenir, esto por el PARO INSTITUCIONAL (indefinido)  de la Facultad de Ciencias de la Conducta UAEMéx, teniendo como fecha de inicio el día 21 de febrero de 2020 a las 06:00 horas, tomando las instalaciones de la Facultad a pesar de la contrastante indiferencia por parte de los directivos, carentes de simpatía entre la comunidad estudiantil; dicho manifiesto liderado por estudiantes universitarios de dicha Facultad y respaldado por gran parte de la comunidad universitaria, expone la triste, penosa y cruel realidad que la UAEMéx vive y acontece, no solo en FACICO UAEMéx, sino en muchos de sus escenarios universitarios.

 

85168412_500321290667935_4370738503445643264_n

Fuente: Asamblea Universitaria UAEMéx.

Vía Facebook.

 

El PARO INSTITUCIONAL, tiene como antecedente la Asamblea realizada el día 20 de febrero de 2020, en las instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Conducta, donde los estudiantes determinaron entrar en PARO INSTITUCIONAL INDEFINIDO. La razón de tal expresión, tiene como fundamento el acontecer que en los últimos meses ha permeado y precarizado la estabilidad de una comunidad universitaria olvidada y dejada de lado por parte de los directivos universitarios; a pesar del discurso romanticista y siempre utópico, las acciones dicen otra cosa, muy diferente a la que directivos de Rectoría y de la misma Facultad advierten y pasan a desapercibidos. Asimismo, la violencia, el autoritarismo e injusticia que día a día están presentes en la cotidianeidad de la vida universitaria y la negligencia en términos académicos, suscitados y puestos en boga, no solo por estudiantes, sino también por académicos, que han sido vulnerados en su condición profesional y laboral, posicionando la formación de miles de universitarios como un tema sin interés por parte de los políticamente correctos, los directivos.

 

87055585_676709979741055_1004159810456780800_n

Fuente: Asamblea Universitaria UAEMéx.

Vía Facebook.

 

Sin embargo, ante el marasmo de contradicciones que viven y parecen ser ya “normales” en el contexto universitario, se suma un caso muy particular, la red de acoso y violencia de integrantes universitarios a estudiantes mujeres, en las que han tornado diversas denuncias y ponen en tela de juicio a muchos de quienes conforman no sólo la Facultad mencionada, sino la Universidad en general. Dicho caso ha sido señalado como una red de atento a la violación de la intimidad de redes sociales de usuarias, pertenecientes a la comunidad estudiantil FACICO, por parte de un estudiante que ha sido nombrado como «DANIEL N», señalado y responsable de tal situación lamentable al interior de la Universidad. Ante tal escenario, el PARO INSTITUCIONAL no sólo tiene razón de ser y estar, sino también marca y determina de manera objetiva una crisis que ha tornado en el campo financiero, institucional, académico y político de la Autónoma del Estado de México, donde sus dirigentes han sido cómplice de la tragedia y comedia de la política mexiquense.

 

Ante tal hecho, directivos de la Facultad de Ciencias de la Conducta han imperado en reprimir las decisiones y acciones de la comunidad estudiantil, con señalamientos en medios de comunicación masiva y redes sociales, donde la Directora, Dra. María Teresa García Rodea, se ha visto en un plano amenazante frente a la comunidad FACIQUENSE (esto, de acuerdo a los medios que desde el primer día del PARO INSTITUCIONAL le han dado seguimiento), lo que evidencia la falta de visión y liderazgo de una administración apática entre la comunidad estudiantil y que rechaza todo motivo de razón para la toma de las instalaciones faciquenses (aunque nadie dijo que dirigir una institución de índole universitario fuera sencillo y menos cuando el escenario no es alentador para una comunidad violentada por sus dirigentes), que ataca y contrapone intereses colectivos a intereses individuales, teniendo en cuenta la poca simpatía de García Rodea por parte de los estudiantes; una administración que tomó las riendas en el verano del año 2018 y que parece ser, no tener rumbo ni directriz institucional, enfrenta (posiblemente), las consecuencias de la desatención de la comunidad de mayor prioridad: las y los estudiantes universitarios.

 

87512272_500603603973037_4170555042761277440_o

Fuente: Asamblea Universitaria UAEMéx.

Vía Facebook.

 

Por su parte, el Rector,  Dr. Alfredo Barrera Baca, horas después de haber iniciado el PARO INSTITUCIONAL hizo presencia (muy a su manera), “respaldado” con un gabinete que no es más que replica de lo que adolece la UAEMéx: Academia, Ciencia, Investigación, Docencia, Vinculación, Divulgación […] y demás elementos sustanciales de una Universidad. El diálogo y escucha entre la comunidad de estudiantes y el Rector, tuvo como base el «pliego petitorio» que los estudiantes de FACICO habían desarrollado y por el cual tratan, buscan y exigen de manera visionaria la atención a cada una de las peticiones, aunque más que nombrarlas así, es una forma de dinamización colectiva para exigir el trabajo ético, legítimo y con fundamento normativo, de lo que tales personas en su carácter de directivos, deben y es responsabilidad ser y hacer;  posterior a la lectura del pliego petitorio por parte de las y los estudiantes, el Rector tuvo como respuesta el desarrollo de dialogo abierto, solicitando la tolerancia y empatía por quienes no se habían nombrado a favor del PARO INSTITUCIONAL, en respuesta, la comunidad estudiantil declaró el PARO INSTITUCIONAL INDEFINIDO hasta el día 24 de febrero de 2020, día en que se establecerá las mesas de diálogo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Conducta UAEMéx.

 

87045774_1295955870598016_5253721429463007232_n87082096_1295955903931346_185142347774820352_n85133938_1295956747264595_8280055321523650560_n

Fuente: Asamblea Universitaria UAEMéx.

Vía Facebook.

 

Lo anterior pone de manifiesto la desesperación de un hombre impuesto en la Rectoría auriverde, un Rector al servicio de la política del actual gobernador mexiquense, cómplice de las desastrosas administraciones que han sido punto central del caso “La Estafa Maestra”, así como de los casos internos con dependencias gubernamentales y todo un sinfín de escenarios de incertidumbre. El PARO INSTITUCIONAL, es todo un resultado de la represión y desatención de la Universidad como máxima articulación del tejido social, que reclama, exige y trata de ser escuchada, teniendo como bandera la NO VIOLENCIA A LA MUJER UNIVERSITARIA, anteponiendo la atención a la resolución de los casos de acoso y violación al gremio de las MUJERES, así, como la SEGURIDAD INTERNA y EXTERNA (una emergencia no sólo local, sino nacional), la CALIDAD EDUCATIVA y el desarrollo de la Academia por encima de lo POLÍTICO, la PARTICIPACIÓN ACTIVA y EFECTIVA de las y los ESTUDIANTES, su representatividad, la ACLARACIÓN DEL ESTADO FINANCIERO y de manera puntual y clara, la NO REPERCUSIÓN a quienes han tenido la iniciativa de afrontar todo un mundo universitario precarizado.

 

87050268_676710159741037_1210467744181387264_n

 

Fuente: Asamblea Universitaria UAEMéx.

Vía Facebook.

 

Por ello, ¿cuál será el posicionamiento de los de cuello blanco y corbata ante los actos de una comunidad que ha puesto en jaque las decisiones de una administración corrompida por la política mexiquense? ¿Hacia dónde transita el diálogo entre comunidad estudiantil y Rector? ¿Qué y cuáles serán las alternativas de dialogar con alguien que en lo que va en su administración no ha podido dar solvencia a los casos que parecen eternos en la Alma Mater de miles de universitarios? Estas y más preguntas orientan e infieren en precisar que, más que establecer un diálogo es necesario tomar decisiones que rompan esquemas de imposición en los presentes y futuros cargos de quienes dirigirán la Universidad Autónoma del Estado de México, la Facultad de Ciencias de la Conducta, así como otros centros universitarios.

 

Un Rectorado impuesto, no es más que el declive de la democracia en la Universidad, de la Universidad Pública; en contraparte, el desarrollo de un PARO INSTITUCIONAL, no es más que el principio de la reintegración de una comunidad universitaria excluida y alejada de toma de decisiones y acciones universitarias, que requiere ser escuchada, atendida y vista como la prioridad universitaria.

.

.

.

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments