logo

RECIENTES

Sitios de Interés

Educación y migración.



Publicado por: Joel Israel Sampayo Islas en

junio 27, 2019 365 Visitas



Por: Joel Israel Sampayo Islas *

 

Hace unos días el señor presidente dijo una frase respecto a la nueva política migratoria que adoptará México “Donde come uno comen millones”, agregaría también “Donde aprende uno aprenden millones”.

 

Elección y educación 1

 

México es de los últimos bastiones de la educación pública, el último reducto de la gratuidad educativa a nivel latinoamericano, sin que aún sea subrogada o privatizada, más allá de la política exterior, nuestro país como defensor del derecho humano a la educación y participante del Foro de Dakar donde se comprometió a cumplir los objetivos de “educación para todos, para todos los ciudadanos y todas las sociedades”(Foro Mundial sobre la Educación, Dakar, Senegal, 26-28 de abril de 2000. Informe final), nos hace una nación obligada con la educación.

 

El fenómeno de la migración tiene un potencial impresionante si se lleva a cabo de la mano con políticas públicas enfocadas, no a la represión, sino a la educación, los migrantes se enfrentan al hecho de dejar toda su realidad por factores externos, y al llegar o pasar por un país se encuentran con xenofobia, con rechazo, con vejaciones, etcétera. Lo único que logra es incrementar el propio resentimiento.

 

La actual situación en la frontera norte y el auge de los migrantes centroamericanos camino a perseguir el “sueño americano” hace que muchos de ellos encuentren en México un hogar temporal o permanente, es necesario analizar cuál será el futuro de estos nuevos hijos adoptivos.

 

A través del Programa de Intercambio de maestros México – EEUU (PROBEM) se enfoca en nuestros niños migrantes que regresan a México repatriados de Estados Unidos, este programa busca adaptar a estos niños a su nueva realidad e impartir la enseñanza del idioma español, pero hay muy pocos esfuerzos que se preocupen por los migrantes en materia educativa.

 

Los migrantes menores de edad en cierta medida son más fáciles de incorporar a la educación pública, aun así la creación de cursos donde los docentes puedan atender a este grupo vulnerable sería de vital importancia para otorgar una educación integral y una mejor adaptación a su nueva nación.

 

En el caso de los jóvenes y adultos migrantes en edad laboral, es necesario crear un “PROGRAMA DE INTEGRACIÓN A MIGRANTES (PROINMI)”, donde sea de vital importancia la culturalización y la incorporación a la fuerza laboral nacional.

 

El conservar nuestra cultura también es enseñarla: la cultura centroamericana no tiene mucha diferencia con la mexicana, sin embargo, es de vital importancia impartirla, en la medida que la población migrante comience a entender y querer su cultura adoptiva, comenzará a protegerla, logrando un sentido de pertenencia y amor por su nueva patria, este sentimiento se verá reflejado no solo en los migrantes, sino también en los nuevos mexicanos por nacimiento.

 

Educación para un mejor nivel de vida: durante la década de los 70 se crea el subsistema de escuelas secundarias técnicas, en respuesta a la falta de técnicos medianamente calificados y a la poca oferta de las escuelas politécnicas, basado en este hecho es necesario reconstruir la escuela técnica, solo que esta ocasión con un enfoque para el desarrollo del migrante, en el plan sectorial 2013-2018 en su segundo objetivo, estrategia número tres decía: “Crear nuevos servicios educativos, ampliar los existentes y aprovechar la capacidad instalada de los planteles”(PROGRAMA Sectorial de Educación 2013-2018), retomar esta estrategia en apoyo a los nuevos futuros ciudadanos sería un gran comienzo, hacia una integración laboral y por ende a una contribución al desarrollo económico de nuestro país, además de una mejora en su calidad de vida.

 

El fomentar la cultura y el trabajo en la población migrante a través de la educación pública evitará la ociosidad del tránsito en territorio nacional, ya que durante el caminar en nuestro país, el migrante no tiene muchas posibilidades de aprender y trabajar de manera legal, esto evita que puedan considerarse una fuerza productiva, convirtiéndose en una preocupación para la población y las instituciones.

 

Elección y educación 2

 

La educación evitará que sean presas del crimen organizado, ya sea como ejecutores o víctimas directas, recordemos aquellos episodios de horror en Tamaulipas, que nos sensibilizaron sobre esta amarga realidad que viven los migrantes.

 

Es una obligación moral hacer conciencia de la situación real y periódica de los migrantes en México, así recordar que como seres humanos y como magisterio nuestro compromiso no sólo es con la niñez de México sino con la de todos los pueblos del mundo.

 

 

* Profesor de primaria federal, Tultepec edomex. Delegado Nacional en México de DDHH de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA).

.

.

.

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments