logo

RECIENTES

Sitios de Interés

Ayer y hoy en la Escuela Normal de Tecámac a 36 años.



Publicado por: Jesus Andriano en

septiembre 30, 2016 893 Visitas



Remontarnos al pasado implica hacer una revisión por el tiempo, el momento y el contexto, los datos hacen de manifiesto que en 1980, fue el inicio de una década perdida para México y América Latina, la crisis económica y la devaluación de la moneda, fueron el reflejo de los niveles de complejidad con los que se atendían los diversos programas sociales. La educación se consideró como la posible solución para atender los problemas de orden, se perfilaron proyectos ambiciosos cuya finalidad era atender el rezago educativo y con ello proyectar una educación de calidad —“calidad” una idea que hasta el momento se cuestiona sobre la pertinencia en términos educativos—

 

En el Plan Nacional de Educación (PNE) del gobierno de López Portillo, se declaró prioritaria la educación preescolar y se puso en marcha el Programa de Educación para Todos, cuyo objetivo fue atender a todos los niños que demandaran la escuela primaria, se impulsó la idea de una educación terminal; en 1978 se creó la Universidad Pedagógica Nacional con el objetivo de formar profesionales de la educación capaces de analizar la problemática educativa e intervenir de manera creativa en la resolución de la misma mediante el dominio de las políticas, la organización y los programas del sistema educativo mexicano.

 

ent-3

En el diagnóstico del PNE, se planteó la necesidad de atender los problemas de educación preescolar principalmente, a partir de los datos estadísticos que hacían de manifiesto una baja en la demanda de estudiantes; por consiguiente la distribución de oportunidades para el nivel era desigual, y al atenderse solo algunos sectores sociales, generaba un bajo rendimiento en los primeros años de la educación primaria, cuya problemática era asociada a la inasistencia de la educación preescolar.

 

Con la intención de resarcir los problemas de cobertura en la educación básica y potenciar la formación de docentes, se planteó en la década de los 70 y 80´s la construcción de varias Escuelas Normales, en específico en el valle de México; en el año de 1973 en el municipio de Ecatepec surge la Escuela Normal No 9 del Estado de México  para la formación de profesores de educación primaria, en ese mismo año se crea la Escuela Normal de Nezahualcóyotl 1. Para el año 1974 se edifican las Escuelas Normales de Teotihuacán, Coacalco, Zumpango, Nezahualcóyotl 2, entre otras.

 

Fue el 1. º De octubre de 1980, cuando la Escuela Normal de Tecámac inicia la historia de la única escuela pública formadora de docentes en Educación Preescolar en la región, ubicada en la cabecera municipal de Tecámac en tierras del núcleo ejidal a las orillas de la carretera federal México-Pachuca, en su inicio fue conocida, como la No. 10 respecto al número total de 36 Escuelas Normales del Estado de México. En el año de 1985 egresa la primera generación de educadoras, con un plan de estudios de cinco años, cuyo referente guiaba a la educadora a trabajo de carácter técnico y el cual se podía cursar al terminar la secundaria; en el mismo año surge la Licenciatura en Educación Preescolar, para ese entonces las Escuelas Normales son registradas como Instituciones de Educación Superior (IES) —mención que hasta el momento se cuestiona, dadas las condiciones por la que atraviesa el normalismo en nuestro país—

ent-1

 

Al finalizar el ciclo escolar de 1989 egresa la primera generación de la licenciadas en Educación Preescolar, de acuerdo con los rasgos de perfil de egreso, se concebía un docente crítico, analítico y reflexivo, en el que se resaltaba la superación profesional del magisterio vinculando la formación con la práctica docente, así como el desarrollo de la investigación educativa. Para el año 1999 se establece un nuevo plan de estudios el cual recupera del plan anterior, formar docentes críticos, reflexivos, involucrando el desarrollo de competencias a partir de la teoría y la práctica docente.

De acuerdo con las recomendaciones de los organizamos internacionales para la formación de docentes en nuestro país, en el año 2012, se establece el nuevo plan de estudios en el que se plantea que el egresado desarrollará competencias genéricas y profesionales acorde a las necesidades de la educación básica; en este sentido la ENT, comprometida con la formación de docentes en la entidad se posiciona como Institución de Educación Superior cuya visión manifiesta:

 

 

“Ser una institución de Educación Superior acreditada y certificada en la formación inicial y continua de docentes en educación obligatoria: que se caracteriza por desarrollar procesos formativos con calidad académica, pertinencia social e innovación para que los egresados logren altos niveles de desempeño y compromiso con el mejoramiento del Sistema Educativo Estatal”

12081335_1153358834678985_816956204_n

Con la puesta en marcha la consulta sobre la reforma del modelo educativo 2016 acabado, pero no definido; los retos en la formación docente, se convierten en metas y acciones por atender, en este sentido la comunidad académica de la ENT, asume la responsabilidad revisar los fines de la educación básica, y con ello establecer objetivos concretos que coadyuven a la formación del nuevo docente en presente siglo.

 

Orgullosamente normalista, formando docentes en educación preescolar

 

Publicado en la pagina del autor    http://www.jesusandriano.com/

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments