logo

RECIENTES

Sitios de Interés

La Brujita Ramona. Un pedacito de Luna.



Publicado por: Crystal Torres Ordóñez en

marzo 20, 2021 170 Visitas



Por: Crystal Torres

 

Cuenta una historia muy antigua, que en algún rincón del mundo existe una pequeña comunidad de Brujitas. En esta comunidad se encuentran, inmensidad flores, ríos, árboles gigantes; hermosos tulipanes; una variedad de hierbas y girasoles altosconsiderados sagrados, porque volteaban a ver a todo aquel o aquella que llevara una llamarada interior. Para las Brujitas los tulipanes, eran apreciados sagrados, porque les comunicaban el sentir de la tierra, cada color representaba un sentimiento de la madre Tierra.  

 

B1

 

 

Cuando la Tierra brotaba tulipanes amarillos, les indicabna que se encontraba de buen humor; y así, cada color indicaba el ánimo de la Tierra; también hay margaritas, inmensidad de margaritas con su blanco brillante, las consideraban amuletos de protecciónlas violetas eran usadas para los rituales de agradecimiento; los dientes de león curaban sus enfermedades y aliviaban sus malestares y las flor de loto se encontraba en cada rincón de sus lagos y ríos.  

 

Las casas de las Brujitas, estaban construidas de bambú sobre los árboles, adornadas con flores; atrapa sueños para recolectar pesadillas; inciensos para alejar los espíritus negativos; y veladoras para atraer las bendiciones de la Tierra y cada noche cantaban para agradecer su existencia.  

 

B2

 

A cada Brujita la acompañaba un guardián espiritual, compañeros eternos; ellos migraban junto con ellas cuando partían a otro mundo.  A cada Brujita, al nacer, se le otorgaba un auténtico y especial don; así cada una de ellas sabía para qué había nacido. 

 

Por ejemplo, la Brujita Rosmi, era la sabia, ella podía conversar con la naturaleza, se comunicaba con ella y así lograba transmitir su sabiduría; su guardián espiritual era un hermoso perro blanco, brabucón y viejo, llamado “Nupy”.  

 

Otra de las Brujitas era, Patt era la Brujita chamana de la comunidad, sanaba a sus hermanitas con sus manos, tenía la energía del Sol y la Luna, se llenaba de energía pura y sanaba las almas de sus hermanitas; su guardián espiritual era un hermoso caballo árabe, veloz y alegre, llamado “Zoé”. 

  

La Brujita Púrpura, tenía el don de predecir cosas, ella veía a través del fuego, el futuro y el pasado; su guardiana espiritual era “Medea”, una gata negra como la noche. 

 

La Brujita Magui tenía la facilidad de crear la música más bella con todos los sonidos de la naturaleza, reunía cada uno de ellos y componía melodías encantadoras: el crujido de las hojas secas, el balanceo de los árboles, los grillos cantadores, el agua con su relajante fluirtodo ello de manera armónica en un frasco para ser vertido en las ceremonias, y a cualquier hora; su guardián espiritual era un gato blanco con negro, vago y solitario, llamado Manawe. 

 

Scarlett, la Bruja más desastrosa distraída, era la alquimista de la comunidad, preparaba recetas e ingeniaba fórmulas ideales para solucionar cualquier problema; sábila para cicatrizar recuerdos, hierbabuena para el estrés del tiempo; valeriana para el descanso de las noches; su guardiana loca y desastrosa igual que ella era Lyuba, una perrita color capuchino. 

 

Pils, era la Brujita viajera, recorría kilómetros en su escoba para recopilar los secretos ancestrales de diferentes comunidades, gustaba de conocer el mundo, sus olores, sus sabores, sus costumbres, y llevaba las historias más locas y los secretos más sorprendentes a la aldea, llegaba con múltiples remedios para sanar el alma y nuevas palabras para invocar espíritus guardianes. Antes de su llegada a la aldea, siempre aparecía una libélula, avisando que pronto llegaría, su nombre era“Dominica”. 

 

 Kikis, era la Brujita maestra de la aldea, con su ingenio y capacidad para interpretar la realidad, contaba historias, hablaba del bien y del mal, de las cosas ancestrales que debían quedarse en el corazón de cada Brujita, preparaba cada sesión para despertar sus conciencias. Su guardiana espiritual era “Burunka”, una gata de colores que le encantaba jugar con los perros.  

 

Y así, cada una de ellas nacía con dones místicos y una magia inagotable que se brindaban entre ellas.  

 

B3

 

Para la Brujita Ramonano era fácil lidiar con el don que le habían asignado, sentía que no podía compartirlo con nadie; pues su don era volar al espacio, volar más allá de la Tierra, donde los planetas habitan y las estrellas acompañan la Luna, disfrutaba tanto poder viajar y conocer la inmensidad, saborear la magia y el encanto del universo, eran momentos únicos; sin embargo, no terminaba de sentirse complacida, pues creía que no podía compartirlo con ninguna de sus hermanitas; y así pasaban los días, participaba en las tareas de la comunidad como todas, a veces contaba sus historias acerca de las estrellas y de la Luna, del Sol y las galaxias.

 

¡Ah!  y su guardián espiritual, era un conejo blanco y grande, llamado Benjamín”. 

 

 

Un día, la Brujita Magui cayó muy enfermae intentaron por todos los medios sanarla, con todos sus dones, dientes de león para el mal augurio, hierbas mágicas para sanar el alma, hechizos y pócimas antiguas y poderosas; pero la Brujita no lograba sanar. Sólo había una última opción, hacía falta probar un remedio muy antiguo, tan ancestral como la naturaleza y la Tierra misma.  

 

La Brujita más anciana de la comunidad fue por la receta, y comenzó a leer:

 

“Cuando el alma no logra sanar y las heridas no desean cerrar, el cuerpo deja de responder, la mente se apaga y el alma deja de volar.” 


Para estos casos, se requiere:  

 

B4

 

  1. Los sueños más hermosos de cada una de las integrantes de la comunidad, éstos se podrán depositar en un frasco de vidrio grande y mantenerlos por una noche muy estrellada de Luna llena.
    .
    .
  2. Pétalos de todos colores y de todas las flores; meterlos en el frasco junto con los sueños después de haber pasado la noche estrellada de Luna llena, y
    .
    .
  1. Un pedacito de Luna. 

 

B5

 

Cuando Ramona escuchó esto; no lo pensó ni dos veces, reaccionó se fue rápidamente por el pedacito de luna; después de todo ella era la única que podía traer ese último ingrediente. 

 

Cuando llegó con la Luna, le habló y le contó todole dijo que necesitaba un pedacito de ella, que era muy importante y que en recompensa ella podía darle algo a cambio; la Luna pensó por un instante, y aceptó.  Lo que la Luna le había pedido a Ramona, era algo que Ramona no se esperaba, pero que indudablemente aceptó. 

 

La Luna, esperanzada e ilusionada, le pidió que se quedara con ella, que cada vez que la Luna estuviera a punto de salir, Ramona la acariciara por las noches oscuras y estrelladas y que la acompañara con ella su guardián espiritual, el conejo “Benjamín”.

 

Cuando Ramona regresó con el último ingrediente de la receta, lograron juntar todos los ingredientes en el frasco: los sueños más hermosos de cada una de las Brujitas; los pétalos de todos colores y de todas las flores; en el frasco de vidrio después de haber pasado la noche estrellada de Luna llena; y un pedacito de Luna. Todo esto preparado en infusión para ser bebido por la Brujita Magui.

 

 Y fue así, como Ramona logró conseguir el último ingrediente de la receta ancestral, para curar a su hermanita. Desde entoncescada vez que se ve una estrella fugaz, es Ramona acariciando a la Luna.

 

B6

* Futura maestra de primaria.
.

.

.

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments