logo

RECIENTES

Sitios de Interés

Acompañamiento y asesoramiento pedagógico.



Publicado por: Alfonso Torres Hernández en

agosto 1, 2019 1412 Visitas



Por: Alfonso Torres H. *

 

Una de las finalidades del acompañamiento y asesoramiento pedagógico a los maestros es provocar la reflexión sobre su proceso de enseñanza. Mediado por el diálogo y el intercambio de ideas sobre la praxis educativa, al reflexionar sobre su proceso de enseñanza, el docente tiene la posibilidad de incorporar nuevas ideas y replantear su posicionamiento y acción pedagógica.

 

Asesoría

 

Hoy en día, esta función de acompañamiento y asesoramiento se identifica como parte de las funciones del supervisor escolar, del director y del apoyo técnico, aunque se ha limitado más bien al seguimiento y verificación de que el docente desarrolle una práctica alineada a las recomendaciones metodológicas que dicta la política educativa y el currículum oficial. En primer término, es conveniente reconocer al asesoramiento y acompañamiento pedagógico como un espacio permanente de reflexión-acción. Un desafío que implica esto, es desarrollar la reflexividad en los docentes que generalmente no son conscientes de las teorías que guían sus acciones y necesitan transitar hacia una práctica autorreflexiva que les permita identificar con claridad los puntos nodales sobre lo que tiene que mejorar.

 

Mar Rodríguez (1996) nos dice que el asesoramiento surgió en el campo del trabajo social, cuando empezó a pensarse que trabajar con los profesionales, en vez de tratar directamente con los problemas de los clientes facilitaría la transferencia del modo de pensar y las destrezas aprendidas en la discusión de un caso concreto, al resto de la clientela que estuviera a cargo de un profesional.

 

Como se puede advertir, la función de mediador y el sentido de ayuda, aparecen como algo inherente a la tarea de asesoramiento. Lippit & Lippit (1986) definieron al asesoramiento como una interacción en dos sentidos -un proceso de buscar, dar y recibir ayuda-. El asesoramiento se dirige a ayudar a una persona, un grupo, una organización o un sistema más grande para movilizar los recursos internos y externos con objeto de resolver las confrontaciones con problemas y ocuparse de esfuerzos de cambios.

 

Por su parte, Kadushin (1977) nos dice que el asesoramiento se puede definir como un proceso interactivo de ayuda, una serie de pasos secuenciados dados para alcanzar algún objetivo a través de las relaciones interpersonales. Un participante en la transacción tiene un extenso conocimiento de una función específica (el asesor), y el otro, generalmente un profesional (el asesorado) se enfrentan con un problema relativo a su trabajo que requiere el conocimiento y pericia del asesor para su solución o mejora.

 

liderazgo colectivo

 

Estas definiciones, aplicadas en el ámbito educativo, nos llevan a reconocer que el acompañamiento y asesoramiento con los docentes no debe perder su sentido pedagógico, cuya finalidad sea la mejora de aprendizaje de los alumnos. Implica una disposición al diálogo recíproco y disponibilidad para la escucha. Es pertinente en esta interacción entre asesor y docente, reconocer la particularidad de los contextos y las personas (docentes) que traen consigo experiencias diferentes.

 

Es importante también que el asesor no se posicione como el poseedor del conocimiento y dejar de lado la actitud de experto, que lejos de generar empatía, puede generar distanciamiento. Y un elemento que no puede obviar el asesor, es que su intervención debe ser soportada en un plan de acción pensado para la particularidad de las situaciones, contexto y persona.

 

Finalmente, Beatriz Moreno (2015) menciona que asesorar es útil por varios motivos:

• Para fortalecer a los equipos docentes y que mejoren los procesos de enseñanza.

• Para revisar las prácticas pedagógicas, tanto a nivel del aula como institucional.

• Para que el maestro observe y problematice su tarea y se anime a probar nuevos caminos.

• Para fortalecer la coherencia de la enseñanza en toda la escuela.

• Para controlar lo que se hace, a través de la selección y distribución de los contenidos y de la supervisión de la evaluación.

• Para fortalecer el trabajo conjunto entre los docentes.

 

* Director General de la UPN – Hidalgo.

torresama@yahoo.com.mx

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments