logo

RECIENTES

Sitios de Interés

Comunicado de Prensa



Publicado por: Siddharta Camargo Arteaga en

mayo 22, 2019 1113 Visitas



Por: Siddharta Camargo Arteaga.

 

1. La Universidad Pedagógica Nacional, costos y resultados

 

La Universidad Pedagógica Nacional nació hace más de cuarenta años para atender la necesidad de superación profesional de los docentes mexicanos y realizar investigación científica en el campo educativo. Como resultado de su origen, la UPN adquirió un carácter plenamente académico, y se transformó en una vía de ascenso profesional y social para innumerables maestros a lo largo del país.

 

upn-byn

 

Sus investigaciones en torno a las problemáticas educativas en el contexto de la escuela mexicana, la profesionalización docente, la historia y la filosofía de la educación, la educación indígena, la educación para la paz y la atención a niños migrantes y mujeres, así como la eliminación de barreras para el aprendizaje, el empleo pedagógico de las tecnologías de la información y la comunicación en las aulas, el desarrollo del pensamiento histórico, matemático y científico en la escuela son relevantes y han contribuido a que en el seno de nuestra Casa de Estudios se produzca aproximadamente el 40% de la investigación sobre educación en México.

 

Hoy somos una de las universidades especializadas más importantes a nivel nacional y al menos el 70% de nuestra oferta educativa es de calidad. Por ejemplo, durante tres años consecutivos, la Licenciatura en Psicología de la Educación que ofrecemos ha obtenido el primer lugar entre las que se imparten en el Valle de México en los rankings nacionales y la Licenciatura en Pedagogía ha sido ubicada entre los tres primeros lugares en dicha región.

 

No obstante estos resultados, la UPN que cuenta con 70 unidades, 208 subsedes y tres universidades pedagógicas descentralizadas, opera con un financiamiento cuyas cifras hablan por sí solas, pues mientras el subsidio federal ordinario por alumno en el Colegio de México alcanzó el $1 262 426.00, en la UPN fue de $8, 888.00.

 

En el caso de los docentes, en la Universidad Autónoma de Chapingo, el monto ordinario por profesor anual fue de $3 142 641.00 mientras que en la UPN ascendió únicamente a $116 673.00. Este deterioro presupuestal ha llevado la precarización salarial de sus académicos, lo que se hace más evidente si tomamos en cuenta que, en el año de su fundación, un profesor de la UPN ganaba el equivalente mensual a tres mil dólares y hoy -en los casos con las categorías más altas y con por lo menos tres décadas de antigüedad en el servicio- apenas alcanza los mil dólares. (Garrido, S., 2018).

 

En los años del neoliberalismo la SEP impuso esquemas de estímulos económicos asociados a la evaluación y la productividad individuales mediante el establecimiento de una serie estímulos concursables y no incorporados al salario que en la actualidad son tres: exclusividad, desempeño docente y docencia. Estos estímulos, que no son estables, están regulados por reglamentos internos que las autoridades están obligadas a cumplir y hacer cumplir.

 

El primero de ellos tuvo en 2018 un monto que osciló entre $170 y $1390 mensuales dependiendo del número de grupos atendidos y el nivel de habilitación de cada profesor. Por su parte, la beca de exclusividad ascendió a $1000.00 mensuales y el estímulo al desempeño, en 2018, tuvo un monto que fluctuó entre tres y siete salarios mínimos. Pero, por supuesto, mientras más alto el nivel alcanzado fue menor el número de profesores beneficiados.

 

 

2. La problemática situación actual

 

En el año 2018 la situación financiera de la UPN anunciaba ya una crisis -cuyas dimensiones y razones los académicos desconocemos- y que hoy ha hecho eclosión.  En primer lugar, los límites impuestos al presupuesto de la UPN han deteriorado las condiciones de trabajo docente y de estudio de nuestros alumnos.

 

Con la entrada en funciones de la actual administración, con el argumento de solventar el déficit presupuestal, las autoridades internas de la UPN y otras de mayor rango, decidieron eliminar el estímulo al desempeño docente a partir de mayo de 2019 y cancelar de tajo los contratos de académicos interinos.

 

Luciano Concheiro y Rosa María Torres.

Luciano Concheiro y Rosa María Torres.

 

Ello nos coloca en una situación que no tiene más salida que la apelación a las leyes y normas que nos protegen y que regulan la evaluación del trabajo que ya hemos realizado y que garantizan los montos y plazos de los estímulos que ya hemos ganado como reconocimiento a nuestra labor.

 

Lo que ocurre con los académicos que cubren interinatos es muy preocupante, pues en la Unidad Ajusco, el 30% de las plazas los docentes son interinos pero el resto de nuestras unidades, la proporción abarca entre el 50% y el 70%. Por lo que su eliminación implica conculcar los derechos laborales de los trabajadores que cubren estas plazas, poner en riesgo las licenciaturas y posgrados que ofrece la Universidad y vulnerar el derecho a la educación de miles de jóvenes mexicanos, así como la mejora de los perfiles profesionales de cientos de profesores interesados en superarse.

 

 

3. ¿Por qué? ¿Para qué? O las incertidumbres del futuro

 

Ante estos hechos que mucho nos preocupan, no podemos menos que preguntarnos si el golpeteo contra la UPN tiene alguna razón y obedece a una lógica que no alcanzamos a comprender a partir del discurso ambiguo de nuestras autoridades o, si simplemente, no se ha valorado con justicia la importancia de nuestra institución para el desarrollo del sistema educativo nacional.

 

Sean cuales sean las causas de las decisiones arbitrarias que hoy nos lastiman creemos firmemente que el silencio puede ser cómplice de las mismas. Por esta razón damos a conocer a la opinión pública la situación que hoy padecemos y demandamos:

 

  • La regularización financiera de nuestra institución;
  • El incremento del presupuesto para que sea acorde a la cantidad y la calidad de los servicios que la UPN ofrece y las aportaciones que realiza;
  • El pago de nuestros estímulos en tiempo y forma, así como la basificación de los trabajadores académicos interinos.

 

¡Por la defensa del derecho a la educación de nuestros estudiantes y el respeto a nuestros derechos laborales!

 

Educar para transformar.

 

Asamblea del personal académico de la UPN

 

 

Referencia:

Garrido, S. (2018) ¿De dónde proviene y cómo se distribuye el financiamiento público de las instituciones de educación superior en México?. En: Políticas y prácticas educativas en perspectiva comparada, UPN-SOMEC.

 

.

.

.

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments