logo

RECIENTES

Sitios de Interés

Reconocimiento a las escuelas normales.



Publicado por: Ángel Díaz-Barriga en

mayo 18, 2019 1734 Visitas



Por: Ángel Díaz-Barriga.

 

 

El jueves y viernes de esta semana se realizó el Congreso Nacional para el Fortalecimiento y Transformación de las Normales. En realidad una primera etapa de un trabajo distinto con estas instituciones, un trabajo desde abajo. La DGESPE solicitó que en cada escuela normal se realizara en el mes de abril un congreso local con la participación de docentes y estudiantes, que abordara 5 aspectos: El docente que queremos formar; La escuela normal proyección hacia el futuro; Desarrollo profesional de formadores; Autonomía de las escuelas normales ¿qué tipo de autonomía necesitamos?; Ruta curricular ¿qué hacer y hacia donde ir?.

 

Esteban Moctezuma

 

Los resultados de este congreso local se subieron a la página de la DGESPE. A partir de estos resultados se pidió que en cada entidad federativa se organizara un congreso estatal sobre los mismos ejes, a partir de la información generada en cada escuela normal y que además se eligieran delegados estatales para trabajar en el congreso nacional mismo que se realizó este 16 y 17 de mayo. Mejor regalo académico a los maestros y a las escuelas normales no pudo haber, al realizarlo en estas fechas.

 

En este congreso participaron 255 delegados, en cada una de las cinco mesas que se formaron hubo delegados de cada entidad estatal. Dos días de trabajo muy intenso, donde nuevamente los maestros mostraron el gran compromiso que tienen por la educación, donde no escatimaron tiempo, ni espacios para discutir, argumentar y presentar al término del congreso una serie de conclusiones por cada mesa.

 

Su conocimiento del sistema educativo mexicano, de la escuela básica, de la vida en las escuelas normales, de sus aciertos, dificultades, errores y retos que enfrentan es sorprendente, no se ocultó ningún aspecto fundamental. Resalta el papel que consideran debe caracterizar al docente mexicano. No sólo su domino de temas pedagógicos y disciplinarios, su capacidad de crear ambientes de aprendizaje y estimular condiciones para que éste se pueda realizar, sino el sentido de su función social y compromiso con su comunidad, con su país y con la patria.

 

Si algo caracterizó esta reflexión es la cantidad de elementos asignados a la visión social de la educación y al papel que los docentes juegan en una formación para una sociedad democrática en entornos adversos, de violencia, de pobreza, etcétera. Una demanda, expresada en diferentes sentidos, de autonomía a las escuelas normales, desde el establecimiento de una legislación nacional que la garantice, el establecimiento de una ley orgánica para las escuelas normales, la construcción de un órgano colegiado nacional (consejo técnico), el ser tratadas como organismos descentralizados del estado, con personalidad jurídica, fiscal y académica propia. Hasta el planteamiento de realizar una autonomía por etapas y por pasos.

 

El reconocimiento a la diversidad de escuelas normales indígenas, rurales, urbanas, para educación preescolar, primaria, secundaria (en cada una de las especialidades: matemáticas, español, etc.), educación física y educación especial. Diversidad fue el elemento que constituyó un eje de todo el trabajo reconocer las diferencias de docentes por lugar de trabajo, nivel educativo que atienden, pero también por sus etapas de vida profesional.

 

Particular espacio tuvo la demanda de autonomía curricular para construir o adecuar sus planes de estudio a las condiciones específicas de cada institución. Tema que merece un tratamiento aparte, pero que es una demanda expresada con amplitud en todas las ponencias que se encuentran en la página del congreso.

.
Una demanda de ser reconocidas y tratadas como instituciones de educación superior, entre otra cantidad de temas, que no se alcanzó a desarrollar en este espacio, pero que se podrán revisar en la página web de DGESPE, porque existe el compromiso de subir estos resultados a la misma en 10 días.

.
A este ambiente que concluyó en un documento de más de 200 páginas donde cerca de 35 o 40 son de conclusiones o recomendaciones, hay que añadir el discurso de clausura del subsecretario Dr. Luciano Concheiro, en donde pidió que las escuelas normales asuman la responsabilidad de su Fortalecimiento y Transformación, que consideren que su saber pedagógico-didáctico debe impactar no sólo a la escuela básica sino también a la educación superior; la propuesta de establecer que este congreso continúa abierto, que es una etapa, la primer etapa del congreso.

 

Que el documento de conclusiones se regresará a cada escuela normal del país para que nuevamente los resolutivos nacionales sean discutidos, debatidos y enriquecidos por cada comunidad, así como la necesidad de formar un organismo de atención a las escuelas normales a partir de un proceso de elección de delegados estatales.

 

60427059_663532800756343_2213182212243718144_n
Con ello se da, un paso diferente en la construcción de una política hacia este sector, no sólo al escucharlos, sino pedir que inicien el proceso de Fortalecimiento y Transformación en cada escuela, que contribuyan en la enorme tarea de definir las políticas para este sector y sobre todo que sean actores reales del cambio que requiere nuestro sistema educativo.
Estas palabras no alcanzan a reflejar la riqueza de lo que aconteció, pero es indudable que se empieza a hacer realidad una política de reconocimiento a las escuelas normales y que los maestros saben responder con la profesionalidad y compromiso que los caracteriza a estos llamados.
La información sobre existente sobre este tema se puede localizar en

https://www.siben.sep.gob.mx/congreso_nacionalen/

 

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments