logo

RECIENTES

Sitios de Interés

La evaluación de las competencias lingüísticas en el Jardín de Niños



Publicado por: Johanna Juárez en

junio 6, 2018 2857 Visitas



Por: Alix Johanna Juárez Montiel*.

 

En el contexto escolar la evaluación ha tenido un papel fundamental dentro de la tarea educativa, y también está llena de interrogantes: ¿cómo se tiene que realizar?, ¿qué instrumentos son viables?, ¿cuál es el momento especifico?, ¿en qué forma?, ¿qué herramientas que se utilizan?. Para responderlas se tienen que revisar las distintas teorías que ayudan a identificar y dar sentido a la evaluación para que los estudiantes se desarrollen óptimamente en su contexto.

 

pasted image 0 (2)

 

La evaluación se visualiza como un proceso de recoger y analizar información sistemática, validada y confiable que beneficie la toma de decisiones acertadas para la mejora del aprendizaje del niño; dicha información se obtiene de las situaciones auténticas y funcionales en donde se tiene que prestar especial atención al desarrollo del niño (Malagón y Montes, 2005).

 

La evaluación, y sobre todo la enfocada en competencias lingüísticas, debe reunir información sobre el nivel de desarrollo que el niño ha podido alcanzar; tiene que ser una mirada al recorrido académico del niño, que favorezca plantear nuevos retos que estén de acuerdo a su desarrollo cognitivo. En este sentido la evaluación tiene que ser de carácter cualitativo, para que pueda contribuir de manera consistente al desarrollo de las competencias de los alumnos. Es necesario que el docente identifique, observe, reflexione y sistematice la información acerca de las formas en las que interviene cada niño o niña en el aula. Por tal motivo se puede señalar que una estrategia eficiente de evaluación es la que permite identificar los logros de los infantes, y fomenta el desarrollo de sus competencias.

 

Las actividades de aprendizaje del campo formativo Lenguaje y comunicación, los habilitan a producir e interpretar información de acuerdo a la situación en la que se encuentran y con ello valerse de la lengua como herramienta para lograr diferentes propósitos, y por lo tanto adaptarse a un lenguaje de acuerdo al contexto. El evaluar las competencias lingüísticas en los estudiantes, también contribuye a que se desarrollen como hablantes competentes.

 

Las competencias lingüísticas son esenciales para el desarrollo integral del estudiante y es en el nivel preescolar donde se tienen que promover de manera integral, tomando en cuenta la etapa de desarrollo del niño y los estándares que se plantean el Plan de estudios; por lo tanto la evaluación por competencias debe estar centrada en valorar e identificar el nivel de logro, las dificultades y las necesidades que presenta. En este sentido, se podrán desarrollar las competencias de otros campos formativos.

 

Las situaciones de aprendizaje que se utilizan para promover el desarrollo de las competencias lingüísticas deben de permitir a los estudiantes, la interacción y el uso cotidiano de la lengua. La responsabilidad de los docentes es crear situaciones didácticas que estén enfocadas a las necesidades del grupo, así como reconocer, si existen problemas de dicción, comprensión o atención, o limitantes relacionadas con el aprendizaje.

 

grupo prescolar

 

Para que la evaluación pueda ser formativa hay que acercar a los estudiantes a identificar sus niveles de logro. La evaluación de las competencias lingüísticas suele ser tan compleja, como específica. Se realiza en forma paralela, al ritmo del desarrollo de habilidades lingüísticas en los niños.

 

* Docente en formación. Escuela Normal de Tecámac.

 

 

..

.

.

¿Te gustó este artículo? Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Comentarios

comments